Sin Llorar

Luis Alonso Sánchez

12/04/2015 – 12/21/2015

 

'Sin llorar' se muestra en seco. Aparece por delante, de golpe y nos detiene; ancla un punto en el trayecto. Exclama nuestra posición, se burla de esta y nos da la orden de permanecer en ella. El precepto se lee en el medallón del taxi de ruta, las señales se han vuelto verde y con estas el flujo comienza de nuevo, ahora en direcciones opuestas, sin lógica y derrumbadas.